Niacinamida, el aliado perfecto para tu piel

Niacinamida, el aliado perfecto para tu piel

Conocida también como Vitamina B3, es un anti-inflamatorio que mejora la textura de pieles sensibles, con acné y dermatitis.

Y no, no es un producto nuevo en el mundo de la belleza, pero estamos presenciando su época dorada, donde todos la desean entre sus cosméticos.

Lo bueno no termina aún, además de poseer un poder antiinflamatorio, refuerza la barrera protectora de la piel y reduce la producción de sebo.

¿Cuáles son sus beneficios?

Entre sus numerosos aportes se encuentran:

1. Efecto anti envejecimiento: Por sus propiedades antioxidantes, repara el ADN dañado y disminuye los efecto de los rayos UV, estimula la producción de lípidos, la formación de colágeno y elastina del cuerpo. Combatiendo los primeros signos antiedad.

2. Minimiza los poros dilatados: Con su uso regular, la piel se vuelve más fina y uniforme.

3. Calma la piel: por ser derivado de la vitamina B3, apoya la regeneración de la piel y se asegura que tenga menos irritaciones.

4. Reduce las impurezas de la piel grasa: Regula la producción de sebo y ayuda a matificar la zona T. Además, tiene un efecto antibacteriano, garantizando una tez más suave con menos impurezas.

5. Contrarresta la decoloración de la piel: La niacinamida inhibe la síntesis de melanina y, por lo tanto, efectúa que desaparezcan las manchas de pigmentación oscuras y las espinillas.

La pregunta que todos nos hacemos... ¿Se puede usar con frecuencia?

La respuesta es ¡sí!, puedes incluirlo en tu rutina facial habitual, pero debes asegurarte que tus cosméticos no contienen otros ingredientes que no sean de uso diario.

Recordemos que la niacinamida, en los últimos tiempos se ha ganado con rapidez un aval científico por tratar múltiples condiciones de la piel, ya que es un ingrediente antiedad muy prometedor.

Ya sabes... ¡Que no falte en tu rutina facial!

Etiquetas: Niacinamida

Deje su comentario